You Are Here: Home » Patrimonio Actual » El Mundo al Día » De la “A” a la “Z” es el legado cultural que ha introducido en su Cápsula del Tiempo María Trapero

De la “A” a la “Z” es el legado cultural que ha introducido en su Cápsula del Tiempo María Trapero

Cápsula del tiempo en el Observatorio Griffith

Para  los que no sepan lo que es España, en este texto la autora quiere expresar que si desapareciera el planeta, los que descubrieran su Cápsula del Tiempo lo entenderían de la “A” a la “Z”

Qué es una cápsula del tiempo

Es un recipiente hermético construido con el fin de guardar mensajes y objetos del presente para ser encontrados por generaciones futuras. La expresión cápsula del tiempo se usa desde 1937, aunque la idea es tan antigua como los primeros asentamientos humanos en Mesopotamia (actual Irak).

Hoy en día, el concepto de cápsula del tiempo se está popularizando. En Internet podemos encontrar cápsulas del tiempo en formato digital como pueden ser fotografías, audios, textos o vídeos.

También hay vestigios arqueológicos tan bien conservados que podrían considerarse auténticas cápsulas del tiempo, como las ruinas de la antigua ciudad de Pompeya.

Las cápsulas del tiempo se pueden clasificar según dos criterios, dando como resultado cuatro clases: según si son intencionadas o inintencionadas (como Pompeya), y si están pensadas para ser recuperadas en una determinada fecha o no lo están.

El concepto de la “cápsula del tiempo” es reciente. El Poema de Gilgamesh, la primera obra literaria de la humanidad, empieza con instrucciones para encontrar una caja de cobre entre los cimientos de las murallas de Uruk, donde se dice que se encuentra escrita en una tabla del apislázuli (una piedra semipreciosa compuesta por los minerales lazurita, silicato cálcico, wollastonita, calcita y pirita) la historia de Gilgamesh. Se sabe que había otras cápsulas del tiempo hace 5000 años que tenían la forma de cofres escondidos en el interior de los muros de las ciudades mesopotámicas.

María Trapero se adapta a los tiempos y, nos lanza su Cápsula del Tiempo a través de internet para que toda la información flote por la red y, los más ávidos de conocimiento de otras culturas, puedan tener una idea clara de lo que es un país que ahora existe en el mapa del mundo, pero que no se sabe hasta cuándo permanecerá.

De  la “A” a la “Z” por María Trapero

Español altanero y altivo, de Álvarez Gómez. De acatadas costumbres almodovareñas. Fieles al Aceite de oliva, al Bacalao a la bilbaína y a las curiosas y típicas banderillas y berenjenas en vinagre, a los Churros con chocolate y de vez en cuando un Chupa-chups. Burlón y divertido contador de Chistes. Qué poco se valora la carcajada como conducta social. ¿Se ríen por igual en Denia que en Damasco, Dinamarca, Dubái o Dakota del Norte? Nuestra mejor medicina contra el pesimismo endémico. Realista y Surrealista Dalí. Divulgador dibujante de ideas sin disimulo. Españoles risueños, efusivos que les gusta reunirse a diario y comentar el fútbol. Saludos de beso sonoro o palmada fuerte en la espalda. Envidiosos y espías de sus vecinos. Fregonas y cubos de agua que madrugan limpiando aceras. Felices de figurar en las Fiestas de sus pueblos donde no falta el duende Flamenco y el toque Gitano y de Guitarra española. Plazas de ayuntamiento se  visten con galones de feria  donde el olor de la famosa gastronomía tradicional fragua el gusanillo del hambre. Gorriones y gatos husmean por plazas y calles. Generosos antepasados que regalaron grandes monumentos como la Alhambra de Granada. Huertos que abastecen supermercados extranjeros. Vidas de famosos que sabemos por el HOLA. Iniesta, ídolo indicador de superar nuestro sentimiento de inferioridad en el intemporal momento de crisis. Impecable imagen de Julio Iglesias, insignia española por el extranjero. Jaleo, jolgorio, juerga, no nos hacen justicia. Cerdos Ibéricos que nos dan nuestro mejor jugo, el jamón de jabugo. Vastos kilómetros de campos, verdes, amarillos, y rojizos de Castilla. Kioscos callejeros vendedores de periódicos, revistas del corazón, kikos, chicles, cigarrillos y agua fresca. Es nuestro mejor legado la lectura lustrada de José Larra, nacido en la ciudad de Madrid, capital de España desde mil quinientos y pico. Magnífica y maravillosa ciudad de mercaderes, malabaristas, melómanos y residencia de la Monarquía Española. Protagonista de numerosas novelas notorias conocidas en todo el mundo. Por contra, es hoy el necio sentimiento nacionalista  el que nubla, anula y niega la fuerza de nuestra nación. La añagaza de la pillería y engaño del Lazarillo de Tormes. Dueños somos de la única y curiosísima consonante Ñ, que aliña nuestro vocabulario siendo nuestra mejor señal de identidad.  Oscuros momentos en la historia española, ocasionados por hambres, guerras y ordinarias luchas, donde el oxígeno para supervivir eran la oración y obediencia de las órdenes religiosas de tanta importancia en este país cristiano como opinaba Ortega y Gasset. La Pasión de Jesucristo en la Semana Santa, pasea por los pueblos de España sin excepción. Popular es la paella, el pulpo a feira, el plátano de canarias, el pescado fresco y el pimentón, perejil de muchas salsas. No falta el paquete de pipas pareja de toda película que se precie. Por último, el Queso Manchego, quilate importante en la dieta diaria de Don Quijote de la Mancha. Personajes de renombre como Don Ramón de la Cruz, Rafa Nadal, Raúl González, Rafael Moneo,  y sin dejar atrás (contiene la R – Montserrat Caballé, Induráin, Santiago de Calatrava, Ferrán Adriá, Enrique Granados, Lorca, Fernando Alonso, entre muchos otros) Señoras y señores del Siglo de Oro que nos han dejado la mejor herencia cultural. Universidades como la de Salamanca y Alcalá de Henares hacen cuenta de ello. Sevilla se convirtió en la ciudad más rica de Europa por las colonias. Hoy sigue siendo un punto clave del turismo español. Típico tópico, de obligada mención, son las corridas de toros. Nosotros somos los testamentarios de muchos pueblos que se ubicaron en España; Griegos, fenicios, romanos, suevos, visigodos, árabes, franceses… La historia nos enseña la mezcla de culturas y como decía Unamuno “convivir no es sólo convenir” La unión de todas estas culturas han dado fruto a lo que somos hoy. Velázquez, Goya, Picasso y muchos más nos han dejado con su legado, la vida cotidiana de entonces. Y no puedo terminar sin nombrar nuestra más valiosa fuente de petróleo, el vino.  Exportadores world wide. Y hablando de exportadores he de mencionar dos grandes embajadores Hernán Cortes, conquistador de México (contiene la X) y Carlos I de España y V de Alemania, que después de toda una vida luchando, acabó sus días en el precioso Monasterio de Yuste. Y por dar punto final, lo elegante no es caro y si no que se lo digan a Zara.

Acerca del autor

Número de entradas : 2335

Deja un comentario

© 2017 www.patrimonioactual.com

Subir
Suscribirse a mi feed Suscríbete a patrimonioactual.com por Email