You Are Here: Home » Patrimonio Cultural » El Museo Sorolla amplía su colección con nuevas adquisiciones y depósitos

El Museo Sorolla amplía su colección con nuevas adquisiciones y depósitos

Miguel Ángel Recio, director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, y de Archivos y Bibliotecas. Foto: © patrimonioactual.com

El MECD ha adquirido el lienzo Retrato de Don Juan Antonio García del Castillo para su exposición en el Museo Sorolla, también se han presentado otros cinco cuadros de Sorolla depositados temporalmente en el Museo por coleccionistas privados

El director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, y de Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio, ha presentado junto a la directora del Museo Sorolla, Consuelo Luca de Tena la obra de Joaquín Sorolla y Bastida, Retrato de Don Juan Antonio García del Castillo recientemente adquirida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) de España para el Museo. El lienzo estará expuesto al público hasta el 1 de febrero y a continuación se someterá a un tratamiento de conservación y restauración.

Esta obra enriquece la importante colección de retratos familiares que conserva el Museo Sorolla, y se relaciona especialmente con el retrato que Sorolla hizo en 1890 a Clotilde, su mujer y hermana del retratado, de similares características, también vestida de negro sobre fondo claro. El valor de esta adquisición ha sido de 135.000 euros.

Retrato de Don Juan Antonio García del Castillo

El lienzo, realizado en 1887, representa al cuñado y amigo del pintor, al que va dedicado: “A mi querido amigo Tono”. Ambos fueron condiscípulos en la Escuela de Bellas Artes de Valencia. El elegante joven aparece vestido con el traje de etiqueta que llevó en su boda con María Banús. Tanto en la técnica como en las referencias visuales, el retrato muestra el interés de Sorolla por las últimas tendencias en el género. La figura, de nítido dibujo en el rostro, utiliza su mejor carácter pictórico en el tratamiento de tonalidades del traje negro y en el fondo claro que inunda de luminosidad el cuadro y que recuerda a la retratística de Emilio Sala y la estética fin de siglo.

Otras obras de Sorolla en depósito

Igualmente se han presentado otros cinco cuadros de Sorolla que recientemente han sido depositados en la institución por varios coleccionistas particulares y que permanecerán expuestos temporalmente en el Museo.

Los lienzos El bote blanco. Jávea; Sombra del Puente de Alcántara. Toledo; y Playa de Valencia, procedentes de una colección privada estadounidense, serán depositados en el Museo Sorolla a partir de la próxima semana, después de su participación en la exposición ‘Sorolla y Estados Unidos’. Permanecerán en el Museo hasta enero de 2016, fecha en que se incorporarán a la exposición ‘Sorolla en París’ que se celebrará sucesivamente en la Kunsthalle de Munich, el Musée des Impressionnismes de Giverny y finalmente en el propio Museo Sorolla.

El bote blanco. Jávea (1905) pertenece a uno de los momentos más apasionantes de la obra de Sorolla: el verano en que pinta deslumbrado por la limpieza de las aguas de Jávea y la intensidad de los colores que adquieren los reflejos sobre el fondo oscuro de las rocas: su paleta se enriquece con verdes, turquesas o anaranjados insólitos en su producción, y azules ultramar particularmente profundos, y el pintor se apasiona con el desafío de pintar bajo las aguas transparentes el doble movimiento de los cuerpos infantiles que juegan y de las olas que descomponen y recomponen sus siluetas.

Sombra del Puente de Alcántara. Toledo (1906) es un magnífico ejemplo de la táctica con que Sorolla escoge sus encuadres para poner al espectador ante un espectáculo de pura pintura: eliminando el cielo y el horizonte, el lienzo se cubre de largas y rápidas pinceladas cargadas de color que nos hacen disfrutar con el placer mismo de la imagen casi abstracta de luces y reflejos,  antes de permitirnos reconocer el motivo representado, la sombra  del puente –que no está en la propia imagen-, proyectándose en el agua  del rio que fluye: el objeto representado por su sombra en un medio transparente y en movimiento es una vuelta de tuerca en el proceso que tanto apasionaba a Sorolla: el  de convertir los objetos en efectos visuales.

Playa de Valencia (1908) fue pintado durante el verano y forma parte de un conjunto de obras con el tema de barcas y muchas figuras en la playa. Reúne algunos de los temas favoritos de Sorolla: las airosas siluetas de las velas, el bullicio de los niños jugando entre las olas, el brillo de los cuerpos empapados, los reflejos en el agua. Motivos y escenas estudiadas con anterioridad pero que ahora plasma con mayor virtuosismo y que resuelve con un estudio de la totalidad del conjunto.

Las obras Después del baño y Elena en la Playa, también procedentes de una colección privada, han sido depositadas por un periodo de 5 años en el Museo Sorolla de Madrid.

Después del baño (1892) es una pieza excepcional, especialmente importante para el Museo, ya que tanto por su tipología, un desnudo, como por su fecha de ejecución, llena un hueco en la colección, que carece de obras de entidad de la primera época de Sorolla. Es seguramente su mejor desnudo académico, en la línea de evocación idealizada de la antigüedad clásica cultivada en las mismas fechas por algunos pintores célebres como Lawrence Alma Tadema. Junto a la impecable corrección académica del dibujo, llama la atención el alarde técnico con que Sorolla matiza las distintas texturas y blancuras de la piel, el mármol y la tela.

Elena en la playa (1909) entra en la categoría de retratos de familia, en este caso de su hija menor. Como el anterior, cubre un vacío en la colección del museo, que carece de retratos individuales de Elena (si exceptuamos uno, Elena con una muñeca, que la representa con dos años). Este es contemporáneo del Paseo a la orilla del mar, que se muestra en la misma sala y al que parece completar (el Paseo a la orilla del mar representa a Clotilde con la hija mayor, María). Ambos pertenecen al momento de plenitud de la carrera de Sorolla, cuando tras el formidable éxito de crítica y público en su periplo norteamericano, pasa el verano junto a su familia en Valencia, en cuya playa realizará algunos de los cuadros más logrados, personales y representativos de su carrera.

Acerca del autor

Número de entradas : 2292

Deja un comentario

© 2017 www.patrimonioactual.com

Subir
Suscribirse a mi feed Suscríbete a patrimonioactual.com por Email