You Are Here: Home » Patrimonio Actual » El Mundo al Día » Uzbetistán celebra su Fiesta Nacional en Madrid con motivo del 26 Aniversario de Independencia

Uzbetistán celebra su Fiesta Nacional en Madrid con motivo del 26 Aniversario de Independencia

Uzbetistán celebra su Fiesta Nacional en Madrid con motivo del 26 Aniversario de Independencia

Es el país más poblado de Asía Central, la independencia de Uzbekistán de la Unión Soviética se produjo en 1991 y cuenta con la ciudad de Samarcanda que fue declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad en el año 2001 siendo una de las ciudades por donde transcurre la Ruta de la Seda

Ante un nutrido número de personalidades del mundo de la diplomacia, la política, la empresa, la cultura y los medios de comunicación, el primer secretario de la  Embajada de Uzbekistán en Madrid, Rakhmatulla Nurimbetov, fue el anfitrión en la fiesta que se realizó en un céntrico hotel de Madrid para celebrar el 26 Aniversario de su independencia.

Al acto asistieron entre otros, el subdirector general para Europa Oriental y Asia Central, Juan López-Herrera, también, se dieron cita el diputado y Presidente de la Red Internacional Plataforma UNESCO Ruta de la Seda, José María Chiquillo; y una nutrida representación de embajadores, entre otros, los de Palestina, Jordania, Kuwait, Omán, Indonesia, Turquía, Kazajistán, Vietnam y Chipre.

Antes que nada situemos este país de reciente creación. El 1 de septiembre de 2017 Uzbekistán ha celebrado su 26 aniversario como Nación independiente, una vez que se independizó definitivamente de la URSS en 1991, al igual que otras muchas Repúblicas Soviéticas. Esta parte de Asia Central se ubica en el centro de distintos países. Kazajistán al norte y al oeste, Turkmenistán y Afganistán al sur, Tajikistán y Kirguizistán al este. Exactamente a mitad del recorrido que hacían los comerciantes de la Ruta de la Seda entre Roma-Constantinopla-Xian, con variantes de doble sentido venidas de Persia, India e incluso Egipto.

Samarcanda y la Ruta de la Seda

Samarcanda – cruce de culturas, para la UNESCO, es paso obligado en la Ruta de la Seda.

La histórica ciudad de Samarcanda declarada en 2001por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad, es una encrucijada y un lugar de síntesis de culturas de todo el mundo. Fundada en el VII º siglo a.C. en la antigua Afrasiab, Samarcanda tuvo su apogeo en el período Timúrida del XIV ª a la XV ª siglo. Los principales monumentos incluyen la mezquita y madrazas Registán, la mezquita de Bibi Khanum, el Shakhi Zinda y el Gur-Emir y el observatorio de Ulugh Beg.

La histórica ciudad de Samarcanda, situada en un gran oasis del valle Zeravshan, al noreste de Uzbekistán, se considera el cruce de las culturas del mundo, con una historia que se remonta a más de dos milenios y medio. Se encuentra en la zona de asentamiento restos que datan de 1500 a.C., pero el período más significativo de desarrollo de Samarcanda fue el período de Timurid, XIV al siglo XV, cuando era la capital del potente estado Timurid.

La parte histórica de Samarkand comprende tres secciones. Al noreste es el sitio de la antigua ciudad de Afrosiab, fundada en el siglo VII a.C. y destruida por Gengis Khan en el siglo XIII, que se conserva como una reserva arqueológica. Las excavaciones arqueológicas han descubierto la antigua ciudadela y fortificaciones, el palacio del gobernante (construido en el siglo VII d.C., que contiene importantes pinturas murales) y las zonas residenciales y los artesanos. También hay los restos de una gran mezquita construida entre los siglos VIII y XII.

En el sur, hay conjuntos arquitectónicos y la ciudad medieval de los Timurides – siglos XIV y XV – que desempeñó un papel fundamental en el desarrollo del urbanismo, la arquitectura y las artes en la región. El casco antiguo aún contiene elementos sustanciales de tejido histórico, con calles estrechas características, articuladas en distritos con centros sociales, mezquitas, madrasas y viviendas. Las casas tradicionales de Uzbekistán tienen uno o dos pisos y los espacios están agrupados alrededor de patios centrales con jardín; construido de tierra, las casas han pintado techos de madera y decoraciones de pared. La contribución de los gobernantes timúridas en el diseño y construcción de grupos islámicos ha sido crucial para el desarrollo de la arquitectura y las artes del Islam y ejerció una influencia significativa en toda la región, lo que lleva a los logros de los safávidas en Persia, los mongoles en la India e incluso los otomanos en Turquía. Al oeste se encuentra la zona correspondiente a la ampliación de los siglos XIX y XX, es decir, los edificios construidos por los rusos en el estilo europeo. La ciudad moderna se extiende alrededor del distrito histórico. Esta zona representa la continuidad tradicional y cualidades que se reflejan en la estructura del hábitat, los pequeños centros, mezquitas y hogares. Muchos edificios se pueden pintar e interiores, agrupados en torno a patios y jardines decorados.

Los principales monumentos incluyen la Mezquita y madrasas Registan, originalmente construidos de barro y cubiertos de baldosas cerámicas decoradas la mezquita y el mausoleo de Bibi Khanum, el Shakhi Zinda, que contiene una serie de mezquitas, madrasas y mausoleos, y conjuntos de Gur i-Emir y Rukhabad, así como los restos del Observatorio Ulugh-Beg.

Síguenos en Facebook y Twitter

Acerca del autor

Número de entradas : 2334

Deja un comentario

© 2017 www.patrimonioactual.com

Subir
Suscribirse a mi feed Suscríbete a patrimonioactual.com por Email